¿Son peligrosos los traumatismos en los dientes temporales para los permanentes?

bebe

Los traumatismos en los dientes de leche se erigen como uno de los problemas más importantes de la odontología y pueden repercutir en las piezas definitivas si no se tratan a tiempo.

Hay que tener en cuenta la estrecha relación entre los dientes temporales y permanentes. Los dientes definitivos se encuentran dentro del hueso en fase de formación, íntimamente ligados a la raíz de los dientes de leche. Cualquier golpe por mínimo que parezca puede afectar a la formación correcta del definitivo. Y según la gravedad del mismo podría alterar la forma, el color, e incluso retrasar o dificultar la erupción del diente permanente implicado.

El modo de actuar ante un golpe en los dientes va a depender de muchos factores : de si ha ocurrido sobre un diente de leche o definitivo, y de las condiciones en las que se haya producido el traumatismo; pero existen ciertas pautas de actuación que podrían mejorar el pronóstico. En cualquier caso hay que buscar un odontopediatra de urgencia y para que éste someta a seguimiento el caso del menor hasta la erupción final del diente definitivo.

Lo habitual es que esta circunstancia se dé en los primeros 3 años de vida de los pequeños. Es la fase en la que tu hijo comienza a gatear, a levantarse, a andar… mientras aprende la coordinación necesaria para su estabilidad en bipedestación. El segundo pico de frecuencia se sitúa entre los 9 y los 13 años, edades en las que los deportes se practican con más intensidad, y a las consecuencias médicas de estos accidentes hay que sumar las psicológicas por la inseguridad propia de la adolescencia. No les resulta agradable ver un diente roto, oscuro o torcido en su sonrisa.

Clases de traumatismos en los dientes de leche

Concusión, contusión, luxación, fractura, avulsión, depende del tipo de daño la repercusión sobre el diente permanente será de mayor o menor gravedad.

Si un diente de leche se pierde varios años antes de lo normal, se atrasará la erupción de la pieza definitiva. Si este hecho se produce de seis meses a un año antes de lo idóneo, se adelantará su salida. Llegados a este punto, has de saber que ninguna de las dos situaciones es beneficiosa para la salud bucodental de nuestros pequeños.

Tratamiento y seguimiento exhaustivo

Por todas estas razones, el perfecto manejo de estos traumatismos en el momento en el que se producen es prioritario.

Los profesionales que formamos parte de la clínica dental médica María Carmona en Valencia te recomendamos acudir a la consulta nada más producirse el golpe en los dientes de tu hijo. Dejar pasar el tiempo no hará otra cosa que empeorar la situación. Además, en nuestro centro elaboramos un completo diagnóstico del problema de tu pequeño, garantizando un seguimiento continuo. Tratar el traumatismo en esta fase temprana es la clave para que el problema solo quede en un mal recuerdo.

Más Entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button